Proceso de Actualización de las Directrices ENDE

 El Proceso de Actualización de las Directrices ENDE

PARIS21 desarrolló las primeras Directrices de las ENDEs el 2004. Basadas en una década de experiencias en casi cien países, las Directrices de las ENDEs han sido revisadas para poder incrementar y adaptar esta herramienta basándose en las evaluaciones llevadas a cabo y los puntos de vista de los usuarios y productores dentro del cambiante contexto del desarrollo. El 2 de abril del 2014 las Directrices 2.0 fueron anunciadas oficialmente en las Reuniones Anuales de PARIS21.

Desde entonces las Directrices ENDE han sido actualizadas en forma anual en base a la experiencia y retroalimentación de los usuarios en todos los continentes, los cambios en la agenda internacional, y los nuevos enfoques e innovaciones desarrolladas por los practicantes con la meta de crear un documento vivo que sea actualizado de forma constante para mantenerse al día con el cambiante ambiente global, regional, y nacional. Para responder a este contexto en evolución y para poder monitorear la evolución de las Directrices ENDE de una manera eficiente y estructurada, el Secretariado de Paris 21 ha establecido un Grupo de Referencia de Directrices ENDE con expertos de países y organizaciones de todas las regiones. Las actualizaciones aprobadas por el Grupo de Referencia están plasmadas en el sitio web cada año en el mes de abril.

¿Por qué las actualizaciones anuales de las directrices ENDE?

Compartir las buenas prácticas
La mayoría de los elementos necesarios para el diseño, implementación y gestión del proceso de Estrategia Nacional para el Desarrollo de las Estadísticas (ENDE) estaban presentes en las anteriores Directrices. Sin embargo, la estructura del documento (organizado en 10 capítulos) no era siempre fácil de manejar ya que era principalmente teórica y no siempre ilustrada por ejemplos concretos de buenas prácticas. Hasta el 2015 casi cien países en vías de desarrollo han logrado considerable experiencia en el proceso ENDE y cada año se preparan nuevas ENDEs que son implementadas y evaluadas. Adicionalmente, se han desarrollado nuevas herramientas para apoyar a los países en la preparación, costeo, planificación y evaluación de sus ENDES. Las últimas buenas prácticas y las nuevas herramientas se encuentran integradas y puestas e disponibilidad en este sitio web. 

Adaptarse a un contexto cambiante
El “ambiente” estadístico está en constante evolución y una cantidad significativa de iniciativas internacionales en estadística tienen un impacto directo sobre la gestión estratégica del Sistema Estadístico Nacional (SEN). Se han adoptado nuevas normas y estándares y, a la vez, varias iniciativas internacionales en el campo de la estadística deben ser tomadas en cuenta progresivamente por los SENs (MDGs/SDGs, GDDS, SDDS, NQAF, DQAF, SNA 2008, IPC, SEEA [por sus siglas en inglés],Género, Estrategia Agrícola Global, Revolución en Datos, Alianza Global de Datos sobre Desarrollo Sostenible,etc.). Además están las agendas de desarrollo regionales y nacionales que se encuentran en evolución, y nuevos instrumentos financieros para el financiamiento de la estadística. No debería ignorarse que los países están implementando una segunda y hasta una tercera estrategia. 

Respondera situaciones específicas
Además de lograr un enfoque estándar a las ENDES, existen otras situaciones más específicas que deben ser resueltas: Estrategias Regionales (ERDEs) a ser articuladas con varias estrategias nacionales, estrategias estadísticas sectoriales que son componentes de la estrategia nacional, enfoques específicos para los sistemas estadísticos de estados frágiles o pequeños estados islas, para los estados federales, o para la relación de las estadísticas sub-nacionales con las estadísticas nacionales. 

Flexibilidad
Aquí no hay intención de proponer un concepto “talla única” de lo que debería ser la gestión estratégica del Sistema Estadístico Nacional en los países en desarrollo, ni cuáles estrategias son las mejores. La gestión estratégica no es nueva y existió antes de que PARIS21 fuera creado; el Secretariado de PARIS21 propuso el enfoque ENDE a los países como un proceso robusto, integral, participativo, y de propiedad de país para decidir formalmente qué se hará durante los siguientes 4 o 5 años para poder asegurar que mejores estadísticas y mejor análisis de estas estadísticas estén disponibles.

Luego de más de10 años la experiencia nos muestra que los contenidos detallados de sucesivas ENDEs son muy diferentes de un país a otro; las ENDES fueron diseñadas para resolver los problemas de un país dado en un momento dado. Empero, hay razón para creer que si miramos más allá de las diferencias socio-económicas entre países hay un marco común de consistencia general dentro del cual las decisiones tomadas para liderar el desarrollo estadístico nacional podrán encajar: la naturaleza científica del enfoque, el énfasis que se pone en la calidad y la satisfacción de necesidades, el diálogo con los usuarios, el enfoque de planificación estratégica dirigida hacia resultados, y compartir prácticas y recomendaciones internacionalmente acordadas.
 

Contexto

El fin de estas Directrices es que sean utilizadas por personas con una gran variedad de antecedentes, no todas siendo expertos estadísticos nacionales del sector público; por lo tanto es importante describir en términos generales cual es el ámbito y de qué estamos hablando para poder así compartir una amplia comprensión de lo que se quiere decir por estadística, el desarrollo de sistemas estadísticos y la ENDE.

Estadísticas oficiales
Generalmente el término “estadística” significa información cuantitativa y cualitativa, agregada y representativa que caracteriza un fenómeno colectivo en una población considerada.

“Oficial” se usa aquí como: teniendo reconocimiento del estado. La OECD [Organization for Economic Cooperation and Development] define las estadísticas oficiales como aquellas estadísticas difundidas por el Sistema Estadístico Nacional, exceptuando aquellas que explícitamente sean identificadas como no-oficiales. Los Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales de las NN.UU. describen a las estadísticas oficiales como las que proporcionan un elemento indispensable al sistema de información de una sociedad democrática proveyendo al Gobierno, la economía y al público con datos sobre la situación económica, demográfica, social y ambiental. De acuerdo a los Principios Fundamentales de Estadísticas Oficiales de las NN.UU. [UNFPOS - UN Fundamental Principles of Official Statistics], las Estadísticas Oficiales por definición son producidas por agencias gubernamentales y pueden informar el debate y la toma de decisiones tanto de parte de los gobiernos como por la comunidad en su conjunto.

Las estadísticas consideradas como oficiales por lo tanto son un componente de un sistema de información más amplio que apoya los procesos de toma de decisiones de la sociedad; por lo tanto un tema consecuente es si identificar o no -y cómo-cierta información estadística como oficial. Al ser oficial esto naturalmente implica que los datos responden a una necesidad colectiva y que son adecuados para este propósito, satisfaciendo en la medida de lo posible estándares de calidad explícitamente acordados para los procesos y productos de la producción estadística. 

 Sistema Estadístico Nacional
De acuerdo a la OECD, el Sistema Estadístico Nacional (SEN) es la colectividad de organizaciones y unidades estadísticas dentro de un país que conjuntamente recolectan, procesan y difunden estadísticas oficiales en nombre del gobierno nacional. Se podría también añadir [a esta definición] cualquier estadística producida para, o a nombre del, gobierno nacional utilizando dineros públicos. 

Uno podría considerar el imperio de la ley, buena gobernanza y “respondabilidad” [accountability] como hilos conductores dorados para las estadísticas oficiales. La integridad, imparcialidad y respondabilidad del SEN son esenciales para honrar el derecho de los ciudadanos a la información pública (las estadísticas oficiales son datos abiertos). En este sentido, los Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales enfatizan que:

  • Las leyes, reglamentaciones y medidas bajo las cuales los sistemas estadísticos operan deber ser públicos.
  • Las agencias estadísticas necesitan decidir, conforme a consideraciones estrictamente profesionales -incluyendo principios científicos y de ética profesional-, sobre los métodos y procedimientos para la recolección, procesamiento, almacenamiento y presentación de datos estadísticos.
  • Los datos individuales recolectados por las agencias estadísticas para compilación estadística, ya sea que se refieran a personas naturales o legales, deben ser estrictamente confidenciales y ser utilizados exclusivamente para propósitos estadísticos.
     

Sistema Estadístico Nacional centralizado/descentralizado
Las disposiciones institucionales bajo las cuales opera el SEN varían de un país a otro como resultado de sus historias y culturas. Hay una especie de continuo con un SEN en un extremo, con una sola institución responsable para la mayoría de las estadísticas oficiales (sistema centralizado), y en el otro extremo (descentralizado por sector) una agencia estadística nacional y varias otras instituciones autónomas que tienen que ver con campos estadísticos especializados (agricultura, educación, trabajo, etc.); en la mayoría de los casos el Banco Centrales un componente independiente del SEN responsable de estadísticas monetarias y bancarias así como de la balanza de pagos. En el caso de estados federativos además de tener una organización centralizada o descentralizada (por sector) puede haber, a nivel de estados miembros, una organización al nivel federativo, y puede haber, a nivel de los estados miembros, una organización estadística autónoma (descentralización regional) produciendo estadísticas oficiales para las necesidades regionales.

Para lograr consistencia y eficiencia en el sistema estadístico, la armonización de las estadísticas oficiales difundidas y coordinación de las diversas actividades estadísticas son una preocupación constante y requieren de disposiciones institucionales adecuadas, y con frecuencia cambiantes, diseñadas a medida de la organización política nacional. La necesidad de independencia legal y permanente con relación al gobierno ha llevado a algunos países a conformar una instancia amplia y específica sobre todo el sistema estadístico que rinde informes al Parlamento; en el caso de países pequeños esta autoridad con frecuencia ha sido depositada en la cabecilla de la oficina estadística central. La formalización de las relaciones de los diversos componentes del SEN con organizaciones internacionales es con frecuencia una responsabilidad legal de la cabeza delaOficina de Estadística Nacional (OEN).

 Cuándo desarrollar o actualizar una ENDE
Desde que los procesos ENDE fueron propuestos en su inicio, casi todos los países involucrados han diseñado e implementado por lo menos una ENDE; algunos ya están manejando su tercera. Aunque esto no modifica la lógica general del proceso originalmente propuesto, los cambios que han sido introducidos deben ser contextualizados porque una ronda previa ya fue completada. Por ejemplo: cuando se está diseñando una segunda ENDE, el informe final de evaluación de la primera sirve como informe de valoración para la segunda. Además, a menudo con solo ajustes menores, los mecanismos de monitoreo y evaluación, y las declaraciones de visión y misión son trasladados de una a otra. El tiempo dedicado a reconocer, comprender y preparar actividades se reduce dramáticamente y esto permite que se tenga más tiempo para enfocarse en los temas y metas estratégicos: también se reduce el tiempo total para completar el diseño. Es probable que la capacidad de gestión estratégica nacional hubiese de algún modo mejorado como resultado de la implementación de la ENDE previa.

Con respecto a la siguiente ENDE, un primer tema se relaciona con determinar cuándo debe prepararse una nueva ENDE.

a) Las ENDEs y estrategias de desarrollo: El Enfoque ENDE insiste en el rol clave que las estadísticas deberían jugar en cualquier proceso de desarrollo. Los esfuerzos que se hacen para ascender el status de las estadísticas y establecer las como una de las prioridades en este proceso implican que es crucial que exista una cercana articulación entre los planes de desarrollo y la ENDE. Esto significa que una nueva ENDE deberá ser preparada junto con cada nueva estrategia de desarrollo. Debería reflejar las necesidades de datos resultantes de la estrategia y de sus objetivos y permitir que se lleve a cabo un proceso apropiado de monitoreo y evaluación. Los planes de desarrollo y las ENDEs son herramientas complementarias y deberían cubrir el mismo período de tiempo.

Cualquier revisión importante de la estrategia de desarrollo debería conllevar una revisión de la ENDE. Esto podría ocurrir, por ejemplo, cuando se hace una revisión a mediano plazo del plan de desarrollo y ésta lleva a cambios en la estrategia y sus objetivos.

Una revisión a mediano plazo de la ENDE en sí podría llevar a una revisión del documento que tomará en cuenta los hallazgos de la evaluación. Si la brecha entre los objetivos y los productos es importante, debida por ejemplo a constreñimientos de financiamiento, debería llevarse a cabo una revisión de la ENDE.

b) Las ENDEs y las estrategias de desarrollo globales o regionales: Iniciativas internacionales o regionales importantes podrían impactar significativamente sobre las estrategias nacionales de desarrollo. La Agenda 2030 se enfoca en la sostenibilidad del desarrollo en el mundo e introduce nuevas dimensiones en el proceso de desarrollo. Esto debería reflejarse en las estrategias nacionales de desarrollo y requiere de un proceso cercano de monitoreo y evaluación. Esto significa que una nueva ENDE debería ser preparada en la mayoría de los países o que corresponde ya una importante revisión. Ver “Transformando nuestro mundo: La Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible”. Una nueva Estrategia Regional para el Desarrollo de la Estadística (ERDE) puede también implicar la elaboración de una nueva ENDE o la revisión de la actual ENDE – ver la sección “Estrategias Regionales para el Desarrollo de la Estadística”.

c) ENDEs y crisis: Una cantidad de países están en riesgo de catástrofes o crisis que impactarán sobre su proceso de desarrollo. Una nueva estrategia de desarrollo será preparada para tomar en cuenta el impacto de la crisis. Esto debería llevar a la preparación de una nueva ENDE.

Como la relación entre las estrategias de desarrollo y los sistemas estadísticos son tan cercanas, cuando se adopta una nueva estrategia de desarrollo se debería preparar una ENDE nueva o actualizad ay esta debería reflejar muy próximamente los cambios que ocurrieron.

Enfoque general /casos específicos
No hay intención de ir más allá de la presentación de un proceso genérico para el diseño de otra ENDE. Se considera al proceso general como suficientemente robusto. EL enfoque participativo, la probable provisión de apoyo fundamentado por parte de donantes y la experiencia ganada facilitan la adopción de estrategias adecuadas, incluyendo algunas situaciones específicas.
 
El proceso de diseño ENDE vs ENDE
Con frecuencia se ha observado que muchas estrategias efectivamente formuladas fallan porque no son implementadas exitosamente y se concluyó que “la habilidad de ejecutar una estrategia es más importante que la calidad de la estrategia en sí”. Por lo tanto es de importancia fundamental que aquellos que ejecutarán la estrategia sean los que la diseñen y sean plenamente sus “propietarios”; la calidad del proceso de diseño es otra condición clave del éxito. Como consecuencia no se creyó apropiado que estas Directrices recomienden buenas o mejores prácticas en la organización o gestión de los SENs.

Apesar de esto,donde fuese contextualmente relevante, ciertos ítems del repositorio de Documentos han sido sistemáticamente referenciados al final de cada página de acuerdo a la naturaleza de su contenido: herramientas, normas o buenas prácticas.

Los miembros actuales son Albania, Burundi, Ecuador, Grenada, Palestine, Philippines, Samoa, African Development Bank, AFRISTAT, CARICOM, Pacific Community, UNESCAP, y UNESCWA. El Grupo co-presidida por Statistics Canada y PARIS21.