La siguiente ENDE

Como se dijo en la presentación de las directrices presentes: Desde la primera vez que se propuso el proceso ENDE casi todos los países involucrados han diseñado e implementado por lo menos una ENDE; algunos están actualmente procesando su tercera. Aunque esto no modifica la lógica general del proceso originalmente propuesto, los cambios que se han introducido deben ser contextualizados, aunque fuese solamente porque se habría completado una primera ronda. Como ejemplo, cuando se diseña una segunda ENDE el informe de evaluación final de la primera sirve como un informe de evaluación para la segunda. También siguen vigentes, con frecuencia con ajustes menores, los mecanismos de monitoreo y evaluación, y las declaraciones de misión y visión. El tiempo que se dedica al reconocimiento, comprensión, y preparación de actividades se acorta dramáticamente y esto permite más tiempo para enfocarse en temas y metas estratégicos, y reduce el tiempo total requerido para lograr el diseño. Es probable que la capacidad de gestión estratégica nacional ha sido de alguna manera mejorada como resultado de la implementación de la ENDE previa.

Es este capítulo, por lo tanto, se supone que el país ha diseñado e implementado una primera ENDE y tiene la intención de diseñar y adoptar otra a lo largo de las líneas propuestas en las directrices presentes. Se supone, además, que los principios generales descritos por PARIS21 para la primera generación de ENDEs tuvo amplia aceptación de los principales actores en favor del desarrollo del sistema estadístico nacional. Por lo tanto, en el momento de anunciar el diseño de una nueva ENDE la primera habría sido ya evaluada y su correspondiente informe endosado y difundido.

La evaluación final de una ENDE permite que se aprendan lecciones y que se pueda construir sobre su progreso, incluyendo el diseño de una futura ENDE. El informe incluiría una evaluación al final del período de implementación de la ENDE que busque responder la pregunta: “¿Dónde estamos ahora?” a través de una descripción plena del Sistema Estadístico Nacional (SEN). Esta evaluación es similar a la evaluación que uno haría si estuviera diseñando una primera ENDE -resumido por un análisis FODA que muestre Fortalezas, Oportunidades,Debilidades y Amenazas- permitiendo, por lo tanto, una comparación entre la situación presente con el ambiente prevalente del SEN cuando se diseñó la primera ENDE, y con la situación que se buscaba lograr cuando se adoptó la estrategia (que fue posiblemente ajustada como resultado de la revisión de medio término). Las primeras lecciones importantes son respecto a si el proceso de diseño propuesto es una estrategia implementable, y qué cosas podrían ser mejoradas en el proceso. Otro componente de alta importancia para el diseño de la nueva ENDE son las lecciones aprendidas sobre los mecanismos de implementación así como Monitoreo y Evaluación, y cómo los actores apoyaron la primera iniciativa.

 

DISEÑANDO LA NUEVA ENDE
De manera más importante se supone que la evaluación endosada sugiere el diseño de una nueva estrategia, que las actividades bajo Pasos Esenciales deben ser continuadas, incorporando cambios recomendados por el equipo de evaluación, y que las sub-fases de Reconociendo y Comprendiendo podrían ser omitidas suponiendo que el ejercicio de evaluación cubrió los temas relacionados a ellas.

El tiempo asignado a la sub-fase Preparando puede ser, por lo tanto, reducido en forma significativa; pese a ello, todo el proceso Preparando se vuelca hacia el futuro dentro de un ambiente que es, probablemente, sustancialmente diferente del que existió más o menos 5 años antes;en parte gracias al éxito en implementar la ENDE previa. El Compromiso con una nueva ENDE es ahora directo, pero tiene que ser conocido por todas las partes involucradas: la base (los adeptos). Aunque los actores interesados del sistema estadístico nacional están ahora bien identificados, es necesario renovar su compromiso hacia el desarrollo de la estadística, y de actualizar y mejorar los acuerdos organizativos para contrarrestar posibles cambios en la estructura administrativa del país y en la gobernabilidad del SEN, y de incorporar lecciones aprendidas durante los últimos años. Con respecto a los siguientes componentes: Equipo de Diseño, Hoja de Ruta, y Aprobación (Endoso/Apoyo), pueden ser vistos como totalmente nuevos, no necesariamente diferentes sino integrando la experiencia adquirida.

La sub-fase de Evaluando puede ser casi completamente construida sobre el informe final de evaluación que con toda probabilidad incluye recomendaciones de los evaluadores, y sobre observaciones y dirección dadas por los más altos niveles políticos a los que el SEN debe responder. Si un análisis FODA no es parte de la evaluación, el equipo de diseño debe hacerlo para alimentar la sub-fase de visualización.

La estrategia previa había adoptado tanto una Misión para las Estadísticas Oficiales como también una Visión para lo que el SEN sería luego de los siguientes 10 a 20 años de desarrollo nacional. Esta sub-fase de visualización, por lo tanto, debe apreciar si las anteriores declaraciones compartidas de Visión y Misión deben ser ajustadas para tomar en cuenta los recientes resultados del análisis FODA, los hallazgos de la evaluación, y la dirección y directrices proporcionadas por la gobernabilidad política, así como las tendencias percibidas en desarrollo global, regional y nacional. En una perspectiva continua a largo plazo también se abre un nuevo período de unos cuantos años para programar nuevos censos principales y contemplar las operaciones estadísticas a futuro. Para entregar la Visión, se había previamente bosquejado una estrategia general; es probable que necesitará algunos cambios que reflejen las transformaciones que ocurrieron, las nuevas transformaciones que se ven venir por delante, así como los componentes de la estrategia que parecen haberse desempeñado no tan bien como se había esperado.

Salvo por las actividades y proyectos recurrentes lanzados pero todavía no terminados, el contenido del Plan de Acción es casi íntegramente nuevo. Para el nuevo plan de acción de la sub-fase Elaborando, las lecciones aprendidas mientras se implementaba la ENDE previa deberían ayudar a armar planes para el logro de los nuevos productos solicitados por las nuevas metas estratégicas, en línea con un programa realista y actualizado de disponibilidad de recursos humanos y financieros. El mecanismo de M&E necesario podría estar basado en el mecanismo ya en uso, incorporando mejoras y cambios necesarios. Se deberá dar debida consideración al período cubierto por el plan de acción de modo de asegurar una sincronización satisfactoria con iniciativas de desarrollo actuales o nuevas, nacionales, regionales o internacionales. En cuanto a cualquier programa estadístico de actividades, la agenda del SEN para liberación de indicadores estadísticos y resultados de encuestas debe estar muy bien asociada a los ciclos de necesidad de datos de dichas iniciativas.

AdjuntoTamaño
Peru_NSDS_2.pdf9.17 MB